ADULTOS Y PAREJAS

Trastornos de Ansiedad (crisis de ansiedad, agorafobia, trastorno obsesivo compulsivo, fobia social…)

La ansiedad es una respuesta que nuestro organismo emite cuando quiere salir de una situación que le angustia, le da miedo o le paraliza y no sabe cómo. Las personas con alto rasgo de ansiedad tienden a ser perfeccionistas, excesivamente amables con los demás, creativas, suelen anticiparse al futuro y muy exigentes consigo mismas. Una vez que nacemos con un rasgo elevado de ansiedad, que debe ser evaluado en la clínica al inicio de terapia, nuestra predisposición a padecer alguno de los trastornos de ansiedad que aparecen mas abajo, es mas elevado que al de otra persona sin ese rasgo. Algunos de los trastornos de ansiedad quemas frecuentemente acuden a nuestro centro son: crisis de ansiedad, trastorno obsesivo compulsivo, ansiedad generalizada, fobias o miedos, fobia social o timidez extrema... Cada uno de estos trastornos cursan con una sintomatología concreta, y requieren de una evaluación y tratamiento clínico distinto.

Trastornos del sueño

Los trastornos del sueño con etiología emocional, ha sufrido un aumento significativo en nuestra población. El estrés, las preocupaciones, la ansiedad o malos hábitos de vida, suelen estar en la base de la mayoría de estos problemas. Su manifestación puede ser diversa: despertar temprano, dificultad para conciliar el sueño, despertares intranquilos durante la noche, pesadillas o poca calidad de descanso. En estos casos es tan importante la evaluación precisa de cada caso, como el tratamiento ya que muchas veces una buena evaluación nos permite detectar los principales factores que están llevando al paciente a cronificar estos trastornos del sueño. Muchas veces no se trata tanto de trabajar directamente sobre el sueño como sobre el ritmo y estilo de vida del día. El la clínica Bárbara Tovar, evaluamos cada caso al detalle, y aportamos al paciente herramientas para poder volver a disfrutar de un sueño reparador y relajado. Algunas técnicas empleadas por nuestro equipo son: pautas de higiene del sueño, manejo de la ansiedad y estrés diario, técnicas de relajación y Mindfullness, control de la preocupación, ejercicios a realizar en la habitación con objeto de fortalecer la concentración en el sueño. En pocas semanas notarás una mejora significativa en la calidad del sueño.

Trastornos del estado de ánimo (depresión, bipolar, distimia…)

Los trastornos del estado de ánimo, son los mas frecuentes junto con los trastornos de ansiedad. Se trata de un grupo de trastornos donde el síntoma más llamativo es el bajo estado de animo, los cambios de humor, la disforia y una fuerte desesperanza respecto al futuro. En algunos casos puede acompañar al estado de ánimo depresivo, picos de euforia y exaltación. El tratamiento psicológico para estos casos es de vital importancia para la recuperación total del paciente, así como la pronta intervención psicológica para evitar que se cronifiquen los síntomas, ya que el pronóstico puede verse afectado por el tiempo que el paciente lleve en ese estado de ánimo.

Trastornos Sexuales

Se consideran disfunciones sexuales a la existencia de inhibición de los deseos sexuales o de los cambios psicofisiológicos que caracterizan al ciclo completo de la respuesta sexual. El ciclo completo de la respuesta sexual se divide en cuatro fases: Deseo: Incluye fantasías y ganas de tener actividad sexual. Excitación: consiste en la sensación subjetiva de placer que va acompañada de cambios fisiológicos. (Erección, lubrificación vaginal, etc.) Orgasmo: Es el punto culminante del placer sexual con la eliminación de la tensión y la concentración rítmica de los músculos del perineo y de los órganos reproductivos pélvicos. En el hombre existe la sensación de inminencia eyaculatoria, seguida de la emisión del semen. En la mujer existen contracciones de la pared del tercio externo de la vagina. En ambos sexos existe a menudo tensiones o contracciones musculares generalizadas. Hablamos de disfunciones sexuales cuando una o más de estas fases sufre alteraciones, pudiendo hablar por tanto de: trastornos del deseo sexual, trastornos de la excitación sexual, trastornos del orgasmo, trastornos sexuales por dolor.

Separación o divorcio conyugal

Un proceso de divorcio es un proceso de perdida. Y un divorcio no es difícil por la edad o por el tiempo que haya durado el matrimonio. Es difícil por la perdida y la renuncia que implica. Aunque no es necesario ya haber pasado, o estar pasando, por un divorcio para acudir a la terapia. El proceso de separación puede haber empezado antes de que se formalice con el divorcio. Cuando esto sucede es posible que se vivan sentimientos difíciles de manejar y de vivir. La frustración es común. El abandono emocional, la autoestima baja, la autovaloración dañada, son frecuentes cuando se vive un proceso de separación o distancia en la pareja. También hay quienes al vivir el proceso de terapia se dan cuenta que el divorcio ya es necesario y les resultaría hasta sano para si mismos. Enfrentar un divorcio requiere de gran fortaleza y seguridad. Es la oportunidad de terminar con algo que está causando un gran daño y volver a iniciar con más experiencia, con nuevas metas, y más fuertes y seguros. Pero para poder llegar a vivir el divorcio de esa forma es necesario que la autoestima este elevada y firme. Es ahí donde la terapia trabaja y resulta en una gran ayuda.

Duelo

La muerte de un ser querido puede ser el evento más atemorizante y que mayor preocupación causa en la vida de una persona. La muerte de un familiar produce una amplia gama de reacciones incluyendo ansiedad, culpa, coraje, preocupaciones financieras etc. No existen formas "buenas" o "malas" para manejar la pena. No hay una forma "correcta" de pasar por un proceso de duelo. Sin embargo existen decisiones y comportamientos que nos pueden ayudar en el proceso. En la Clínica Bárbara Tovar te ayudamos a elaborar y manejar este proceso de una manera constructiva.

Hipocondría

La hipocondría es un trastorno en el que la persona interpreta síntomas somáticos como enfermedad. Esta interpretación la hace en el contexto de un intento desesperado de que esos síntomas desaparezcan porque suponen para el paciente un dolor inmenso y una amenaza de enfermedad o muerte. El tratamiento básico consiste en perder el miedo a estar enfermo, cuando se está sintiendo la sensación que se teme. A veces es el propio pensamiento de estar enfermo que genera un miedo y una angustia muy grandes, es quien genera la sensación que se teme y se interpreta como enfermedad. En la terapia se trata de que el pensamiento de estar enfermo no dispare un miedo terrible. Para ello se emplean Técnicas cognitivo conductuales para que el miedo y la ansiedad asociada a él vayan desapareciendo paulatinamente.

Autoestima y falta de confianza

La “autoestima” es la valoración que hacemos de nosotros mismos sobre la base de las sensaciones y experiencias que hemos ido incorporando a lo largo de la vida. Esta autovaloración es muy importante, dado que de ella dependen en gran parte la realización de nuestro potencial personal y nuestros logros en la vida. De este modo, las personas que se sienten bien consigo mismas, que tienen una buena autoestima, son capaces de enfrentarse y resolver los retos y las responsabilidades que la vida plantea. Por el contrario, los que tienen una autoestima baja suelen autolimitarse y fracasar. La baja autoestima está relacionada con una distorsión del pensamiento (forma inadecuada de pensar). Las personas con baja autoestima tienen una visión muy distorsionada de lo que son realmente; al mismo tiempo, estas personas mantienen unas exigencias extraordinariamente perfeccionistas sobre lo que deberían ser o lograr. Un buen tratamiento psicológico logra que las percepciones a cerca de nosotros mismos vayan cambiando, y que nuestros esquemas mentales vayan haciéndose más flexibles para poder hacer una mejor interpretación de la realidad y hacernos conscientes de nuestros logros y confiar más en nosotros mismos.

Problemas de relación interpersonal (timidez, ansiedad social, miedo hablar en público, relaciones familiares…)

Una vida plena y exitosa se construye gradualmente a partir de una serie de interacciones cotidianas con otros seres humanos, en las que algunos intercambios son vitales y otros triviales; sin embargo, ninguno deja de tener consecuencias. De hecho, el índice del éxito profesional y personal estará determinado, por la forma más o menos eficaz en que se manejen dichas interacciones. Las Habilidades Sociales son una parte fundamental para establecer relaciones positivas y duraderas con los demás, en la Clínica Bárbara Tovar, te facilitamos las herramientas necesarias para llevar a cabo un buen manejo social en diferentes situaciones de la vida cotidiana.

Estrés Laboral

El estrés se define como todo acontecimiento de la vida personal o social al que el organismo da una respuesta inadecuada, que provoca sensaciones de incapacidad para asumir los retos que presenta la vida cotidiana. En las situaciones de estrés, es más importante la idea que se tiene de los problemas, que los problemas en sí mismos, por lo tanto genera en el individuo una visión distorsionada de la realidad. Constantemente, en el trabajo las personas tienen que tomar decisiones, renunciar a una posibilidad, para realizar la otra y por lo tanto experimentan un estado de tensión. Si la persona no puede sentir y reconocer esta constante tensión, esta conflictividad, o no está dispuesta a tomar conciencia de sus conflictos, asumirlos y buscar solución, ellos pasan al plano físico y hasta pueden manifestarse como una enfermedad. En la terapia se tratan diversos temas relacionados con el afrontamiento en la toma de decisiones, el manejo de los conflictos, el control de la ira y otras dificultades asociadas al área laboral para un buen manejo de diversas situaciones.

Trastornos de personalidad (Trastorno Bipolar, Histriónico, Límite…)

Personalidad es la conjunción de todas las características psicológicas, moduladas por el entorno social y condicionadas por la biología, que conforman la manera de ser de la persona, es el conjunto de rasgos emocionales y conductuales que caracterizan a una persona en su vida cotidiana. Los síntomas varían ampliamente dependiendo del tipo de trastorno de la personalidad. En general, los trastornos de la personalidad involucran sentimientos, pensamientos y comportamientos que no se adaptan a un amplio rango de escenarios. Estos patrones generalmente comienzan en la adolescencia y pueden llevar a problemas en situaciones laborales y sociales. Aunque lleva tiempo tratar los trastornos de personalidad, hay indicios crecientes de que ciertas formas de psicoterapia pueden ayudar a muchas personas. En la Clínica Bárbara Tovar abordamos este tipo de trastornos desde una perspectiva cognitivo conductual para hacer frente a las situaciones y dificultades de la vida cotidiana.

Problemas de Atención y/o concentración

Aunque el trastorno por déficit de atención suele aparecer en la infancia o adolescencia, no implica que desaparezca en la edad adulta. El tratamiento del déficit atencional (ADHD), puede incluir intervenciones farmacológicas, psicológicas y de entrenamiento de habilidades de organización y planificación La terapia, está enfocada en resolver el cómo ciertos patrones cognitivos actuales (en la forma de pensamientos auto-descalificatorios o negativos) dificultan el funcionamiento normal del individuo en su quehacer diario. También, la terapia se enfoca en resolver problemas relacionados con la autoestima y la frustración generada por las dificultades del ADHD, que se han venido arrastrando a lo largo de la vida del paciente. Por otra parte, el entrenamiento de habilidades especiales consiste en la enseñanza de técnicas de autogestión, organización y planificación, específicamente diseñadas para hacer frente y contrarrestar los efectos perniciosos de la desorganización crónica que muchos adultos con déficit atencional sufren desde su infancia. Desde la Clínica Bárbara Tovar trabajamos de una manera integral, los enfoques médico y psicosocial que combinan las intervenciones mencionadas, ya que es la manera más eficaz de disminuir los síntomas centrales y el mantenimiento de una mejor calidad de vida.

Problemas de Memoria o DCL (Deterioro Cognitivo Leve)

El deterioro cognitivo leve (DCL) se caracteriza por una pérdida reciente y ligera de memoria, más allá de la pérdida que cabría esperar considerando la edad y el nivel educativo del paciente. En los pacientes con DCL no hay demencia ni tampoco afectación significativa de otras funciones cognitivas. Es un cuadro que difiere de la simple pérdida de memoria asociada a la edad, que no suele ser progresiva. Desde la Clínica Bárbara Tovar, trabajamos con programas de entrenamiento para mejorar el rendimiento mental y la memoria.

Trastornos de la Conducta Alimentaria

Los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA) constituyen, en el momento actual, un auténtico problema de salud. La incidencia de los mismos se ha incrementado notablemente en la sociedad. Desde la Clínica Bárbara Tovar abordamos la enfermedad desde una perspectiva cognitivo conductual mediante los siguientes objetivos terapéuticos en el área psicológica: orientación Educativa, modificación conductual, modificación cognitiva, adquisición de estrategias y habilidades de afrontamiento, prevención de recaídas.

Violencia Familiar

El tratamiento está basado en intervenciones que apunten a “poner fin” a las situaciones desbordantes. Es recomendable el tratamiento individual en conjunto con la participación en grupos de apoyo. La resocialización es fundamental para dar una real respuesta a estas situaciones: participar en grupos, actividades sociales, etc. Por otro lado, sobre todo para las mujeres, se promueven actividades para la inserción laboral. Otro modo de abordaje es la terapia familiar. Este proceso terapéutico facilita: manejar la situación traumática o desbordante, brindar una sensación de control sobre la situación, dejar el sentimiento de soledad y aislamiento, aumentar los recursos internos para afrontar la situación, mejorando la auto-estima, ayuda a generar cierta independencia de quien ejerce la violencia.